Las 10 normas sociales básicas que debemos enseñar a los niños desde las primeras etapas

PUBLICADO EN FACEBOOK – MARTES 05 DE DICIEMBRE, 2023

Hola a todos, el día de hoy les quiero compartir un artículo que nos proporciona LAS 10 NORMAS SOCIALES BÁSICAS QUE DEBEMOS ENSEÑAR A LOS NIÑOS DESDE LAS PRIMERAS ETAPAS, entre ellas tenemos la norma de saludar y presentarse adecuadamente, agradecer los buenos gestos de los demás, responder cuando les pregunten, esperar su turno de palabra, entre otras.

LAS 10 NORMAS SOCIALES BÁSICAS QUE DEBEMOS ENSEÑAR A LOS NIÑOS DESDE LAS PRIMERAS ETAPAS

Es comprensible que los niños, cuando todavía se encuentran en una fase temprana de la infancia, no sepan comportarse convenientemente en diferentes situaciones. Especialmente cuando, de manera excepcional, coinciden con personas con las que han tratado poco o a las que ni siquiera conocen. Una situación a la que no están tan acostumbrados pero con la que han de aprender a lidiar, recurriendo a una serie de normas sociales básicas e imprescindibles para una convivencia armoniosa.

Aunque al principio les cueste recordarlas o sencillamente se resistan a acatarlas, haríamos bien en redirigir sus comportamientos desde una postura constante y firme pero, al mismo tiempo, comprensiva y dialogante. A su vez, el ejemplo que demos nosotros mismos adquiere especial relevancia para que sus conductas sean acertadas, caso en el que sería conveniente destacarlas animándoles a continuar en esa línea.

1. SALUDAR Y PRESENTARSE ADECUADAMENTE

En primer lugar, nuestros hijos deben saber saludar y presentarse de una forma adecuada. Dando los buenos días, tardes o noches y, si procede, la mano a cada uno de los presentes. Dentro de este apartado, sería interesante hablar con ellos sobre la posibilidad de hacerlo con besos. Una acción reservada solo para personas cercanas que, en cualquier caso, deben decidir por sí mismos.

2. AGRADECER LOS BUENOS GESTOS DE LOS DEMÁS

Otra de las primeras fórmulas de cortesía que suelen aprender los niños es la de dar las gracias tras cualquier gesto positivo hacia ellos. Para reforzar tal costumbre, puede resultar útil aplicarla en las situaciones cotidianas más diversas hasta que les salga de manera automática.

3. RESPONDER CUANDO LES PREGUNTEN

No es lo mismo decir “disculpa, pero no me apetece hablar sobre ese asunto ahora mismo”, que callarse e ignorar al interlocutor sin más. Este último escenario es particularmente común en las primeras etapas de la infancia, desde las que deberíamos trabajar para erradicarlo.

4. ESPERAR SU TURNO DE PALABRA

Del mismo modo, es importante que se habitúen desde pequeños a no interrumpir a alguien cuando esté hablando. En su lugar, deben aprender a esperar para hacer uso de su turno de palabra, algo que podrán aplicar a numerosos ámbitos de su existencia en el futuro.

5. EXPRESARSE CON RESPETO Y EN UN TONO MODERADO

Tener derecho a expresarse libremente no implica que pueda hacerse a voz en grito o sobrepasando los límites del respeto. Educar a nuestros hijos a nivel emocional, potenciando valores como la empatía, puede ser muy provechoso para ayudarles a interiorizar la necesidad de conservar la compostura, incluso en los momentos más tensos.

6. DEJAR A UN LADO LA AGRESIVIDAD VERBAL Y FÍSICA

Y es que el control de la agresividad, tanto verbal como física, es una capacidad que debe entrenarse desde las primeras fases de la vida. Antes de caer en posturas extremas y primitivas, sería de gran ayuda para ellos contar con herramientas más efectivas que la violencia para resolver los conflictos.

7. NO EVITAR A LOS PRESENTES

Una conducta muy extendida en los niños, que incluso suele surgir de forma natural, es la de dar la espalda o intentar ocultar su rostro cuando coinciden con personas a las que no conocen mucho. Aunque generalmente viene provocada por la timidez, haríamos bien en corregirla paulatinamente. Por un lado, insuflándoles la seguridad necesaria para desenvolverse en sociedad, pero también dando un ejemplo correcto de cómo hacerlo, practicando con ellos y resolviendo cualquier duda que les surja.

8. NO COGER LAS COSAS DE OTROS SIN PERMISO

Al igual que les desagradaría que otras personas manipularan sus pertenencias o se apropiaran de ellas, nuestros hijos han de aprender a no hacerlo con las de los demás. Para ello, deben tener claro que es necesario recibir antes su permiso, en cuyo caso es necesario que cuiden los objetos como si fueran suyos.

9. DESPEDIRSE DE UNA MANERA CORRECTA

Antes de finalizar cualquier interacción, también es importante que sepan despedirse correctamente. Ya sea recurriendo a fórmulas sencillas como “adiós”, “hasta luego” o “hasta mañana”, entre otras alternativas, o incorporando a las mismas expresiones del tipo “me alegro de verte”, “que te mejores” o “da recuerdos” a algún otro allegado.

10. PEDIR PERDÓN CUANDO COMETAN ALGÚN ERROR

A pesar de todos sus esfuerzos por interiorizar estas normas sociales básicas, es muy probable que, en un momento dado, los niños se equivoquen al poner en práctica alguna de ellas. En ese caso, han de saber que no tiene nada de malo expresar sus disculpas ante los posibles agraviados, añadiendo, si es necesario, las explicaciones oportunas.

Fuente: Sapos y princesas.

*¿Qué te pareció el artículo?, ¿le has enseñado estas normas sociales a tu hijo(a)?

Con el gusto de siempre, esta página está dirigida para todos ustedes, que, como yo, están interesados y comprometidos con el mundo de la educación; todas sus participaciones, opiniones y comentarios son muy bien recibidos.

Nos vemos el próximo martes…

Angel


Enlace: https://saposyprincesas.elmundo.es/consejos/educacion-en-casa/normas-sociales/

También podría gustarte
Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.